Cargando

Comunicado de BDS Madrid contra la anexión

La palestina que conozco, decía Rafeef Ziadah en uno de sus valientes poemas, no tiene un pase VIP. Ella no negocia el tamaño de nuestra prisión. Ella rompe sus muros. Ella no dialoga a través de sus barrotes. Ella rompe esos barrotes y los golpea al ritmo de las viejas canciones de libertad de los esclavos. Si tú te paras y escuchas, la puedes oír paseando por la costa de Haifa hasta Acre, todo el camino a Gaza, esperando a que todos sus hijos regresen a casa.

Y nosotras, desde el movimiento por el Boicot, desinversión y sanción a Israel -conocido como BDS- nos plantamos firmes y fuertes desde dentro y fuera de Palestina para, no sólo decir ¡NO! a la ocupación, el apartheid y la limpieza étnica que lleva 72 años azotando a la población, sino posicionarnos decidida y activamente en contra de la anexión que este 1 de Julio Netanyanhu pretende, con la ayuda y complicidad de la fuerza fascista y racista estadounidense de Trump, ocupar y borrar sistemáticamente del mapa lo poco que ha quedado de territorio histórico de Palestina. Por tanto, dada la situación de emergencia, nos vemos OBLIGADAS a dotarnos de herramientas para destruir los mecanismos por los que el régimen de ocupación israelí se consolida y se sabe impune en cada acto de violación de los Derechos Humanos a la población palestina.

ES URGENTE pasar a la acción, no sólo está en juego el destino y la supervivencia de Palestina, sino también el DERECHO al RETORNO a su tierra de los más de 7 millones de palestinos en la diáspora que se encuentran en los campos de refugiados de Jordania, Líbano, Siria y Egipto, así como de aquellos que, repartidos por el mundo, no pueden volver a su tierra porque el actual régimen jurídico israelí, en su legislación y su jurisprudencia, mantiene e institucionaliza la ocupación ilegal, así como la exclusión de los palestinos del interior que se encuentran en lo que las fuerzas de ocupación quieren llamar Estado de Israel.

Este pasar a la acción del que hablamos es muy sencillo. Y decimos que es sencillo porque como ciudadanos del Estado español tenemos la RESPONSABILIDAD civil de velar por el cumplimiento de las leyes internacionales cuando éstas están siendo SISTEMÁTICAMENTE INCUMPLIDAS por los mismos organismos que las han generado. Tenemos que recordar que en el caso de España existe el marco legal creado por el preámbulo y los artículos 10 y 96 de la Constitución, en los que se establece la obligación de España de cumplir con los tratados internacionales firmados, y de aplicar las normas del Derecho Internacional. Por lo tanto, España sigue teniendo la obligación de llevar a Israel a los tribunales.

Ante esta situación, en la que los poderes nacionales y supranacionales actúan de facto como cómplices del Estado de Israel, DEBEMOS SER NOSOTRAS quienes trabajemos por la justicia. Justicia que NO ES tomar la postura que iguala a la potencia ocupante -Israel- y el pueblo ocupado -Palestina-.

Hacemos, entonces, hoy, un llamamiento de urgencia a todas aquellas personas del Estado español a que se unan y apoyen con más entusiasmo que nunca la campaña de BDS que fue impulsada en 2005 desde la sociedad civil palestina. Para las personas que no lo sepan, se trata de aplicar al Estado de Israel una campaña de boicot, sanciones y desinversión. Se trata de derribar los mecanismos económicos, políticos, culturales e ideológicos por los que Israel obtiene beneficios mientras explota el territorio y los recursos palestinos. Se trata de terminar con el yugo que hace a la población palestina dependiente del modo y fuerzas de producción israelí. Se trata de conseguir una vida que merezca la pena ser vivida, donde no sólo Palestina viva de promesas, donde no sólo se le asegure un acceso al agua, la luz, productos y alimentos siempre y cuando estos sean de procedencia israelí, sino que Palestina tenga la SOBERANÍA en lo que es SU TERRITORIO para poder vivir, crear, decidir, crecer y cultivar su tierra, así como poder acceder a los productos que de ella crecen.

Este 1 de Julio de 2020 estamos demostrando a lo largo y ancho de todo el mundo que somos muchísimas personas las que estamos por LA JUSTICIA, LA REPARACIÓN Y LA MEMORIA de Palestina. Este 1 de Julio queremos lanzar un grito de fuerza que retumbe desde el río Jordán hasta el Mar mediterráneo. Este 1 de Julio queremos alzar nuestras voces con convicción y seguridad de que tarde o temprano vencerá porque la justicia, tarde o temprano, siempre llega si se lucha. Este 1 de Julio queremos que las proclamas que suenen en cada manifestación del mundo contra el Robo del Siglo y la anexión, hagan eco en todas las casas palestinas donde haya mártires, donde haya presos y presas, que hagan eco en todas las prisiones donde se encuentran secuestrados las luchadoras y luchadores por la libertad de la tierra y la justicia su país. Este 1 de Julio queremos recordar a cada joven palestino en la diáspora y dentro de Palestina, que somos muchas generaciones de jóvenes las que están con ellos, que no los olvidan y que van a dedicar sus años de militancia a conseguir la justicia de su país porque todos somos Uno en este mundo y somos conscientes de que si un pueblo no es libre, nosotros tampoco lo seremos. Y que si un pueblo sufre la injusticia, la vulneración de Derechos Humanos, la tortura, el genocidio y el apartheid y nosotros lo permitimos el mundo puede convertirse en un lugar monstruoso donde vivir. Este 1 de Julio avisamos a todos aquellos Estados y gobiernos del mundo que han sido y están siendo cómplices de un crimen de lesa humanidad que vamos a seguir hasta el final con Palestina, que nunca se va a quedar sola luchando, porque podéis hacernos creer que estamos luchando contra gigantes, pero los gigantes somos nosotras. Y esto lo saben muy bien las instituciones israelíes que se encargan de invertir millones de dólares en destrozar con difamaciones y estratagemas legales al movimiento BDS, porque ellos saben que tenemos LA RAZÓN, que vamos por el buen camino, y que estamos haciendo peligrar su estructura racista y colonial. Que esta herramienta funcionó para acelerar la caída del régimen de apartheid de Sudáfrica y que también funcionará con el Régimen de apartheid en Palestina.

Para terminar, si me lo permiten, voy a volver a mencionar unos versos de la poetisa Rafeef Ziadah donde dice: año dos mil y tantos, y seguimos esperando negociar o no negociar, para disculparnos con nuestra propia Nakba aceptar el destierro y rezar el olvido. Y sé realista, chiquillo. Y sé pragmático, chiquillo.

Y nosotras vamos a hacer caso a sus órdenes y vamos a ser pragmáticos. Vamos a evitar que la declaración de anexión de Cisjordania se de, vamos a evitar que Donald Trump continúe con la última fase de la colonización de Palestina que fue empezada hace 100 años, vamos a trabajar todas unidas en nuestros países, tejiendo redes internacionales a través de los diferentes movimientos BDS en Europa, en Palestina y el mundo para evitar tener que decir en un futuro que nuestros países fueron cómplices del exterminio de todo un pueblo, para crecer sintiendo el orgullo de que actuamos porque actuar era lo justo, no sólo al nivel de respetar y acatar la legalidad internacional, sino a nivel de ética y moral humana.

Así pues, invitamos humildemente a todo el mundo que nos esté escuchando o que vaya a hacerlo a que se acerquen a las personas que trabajamos y aportamos nuestra fuerza a BDS, que resuelvan las dudas que tengan sobre la campaña y que se animen a informarse y participar, ya que la solidaridad se hace más necesaria que nunca. Os invitamos porque estamos seguras de que el boicot como herramienta de acción política es el mejor camino para destrabar la actual situación de genocidio e ignominia. Además, dado que el “problema palestino” es una consecuencia de las acciones de las potencias occidentales, todas y todos debemos colaborar para que se llegue a una solución justa y humana. Queremos que en este boicot participe el mayor número de personas posibles, pues en eso radica la fuerza de esta arma no-violenta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *