Cargando
Abbas no me representa

Llamada urgente para firmar: ¡Rechazamos el discurso de Abbas y estas son nuestras peticiones!

Llamada urgente para firmar:

Para firmar la declaración:

correo electrónico shatatstatement@gmail.com

o usa el formulario: http://bit.ly/shatatsignaturees

A las fuerzas, instituciones y asociaciones palestinas en la patria y la diáspora.

Nosotros, los abajo firmantes, instituciones, asociaciones y fuerzas palestinas y árabes en la patria y la diáspora, rechazamos lo expresado en el discurso del presidente de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas, en Ramallah el 3 de septiembre de 2020 en la reunión de las facciones, y expresamos nuestra posición ante la opinión pública palestina y a través de esta declaración, y esperamos que se unan el mayor numero posible de nuestras instituciones, asociaciones y organizaciones palestinas y arabes.

Las razones de nuestro rechazo son las siguientes:

El reaccionario proyecto de liquidación estadounidense-sionista requirió reacciones palestinas excepcionales que reunieran a todas las masas de nuestro pueblo palestino en la Palestina ocupada y en el exilio. La posición tomada por el Presidente de la Autoridad Palestina en este último discurso no es más que una repetición estéril de posiciones anteriores que no cumplen con las aspiraciones y objetivos mínimos de nuestro pueblo y no responden a las tareas de ordenar la casa palestina, conseguir nuestros derechos nacionales, políticos y organizativos sin demora, y la elección de un nuevo Consejo Nacional Palestino.

En un momento en el que algunos esperaban el anuncio de la anulación de los traicioneros y desastrosos acuerdos de Oslo y la retirada del reconocimiento oficial palestino de la entidad sionista; y que este anuncio lo hiciera precisamente quien diseñó y firmó personalmente el acuerdo de Oslo en la Casa Blanca el 13 de septiembre de 1993, pidiendo disculpas al pueblo palestino y a la nación árabe y asumiendo sus responsabilidades políticas e históricas y el fracaso de un camino erróneo en el que se ha manipulado, negociado y dilapidado los logros de nuestro pueblo durante un período que duró alrededor de un cuarto de siglo y más.

Este enfoque oficial corrupto que controla todas nuestras instituciones nacionales insiste una vez más en presentar su proyecto de rendición en el que cede el 78% de la tierra histórica de Palestina y continúa apegada a las idea ilusoria de las negociaciones y la llamada iniciativa árabe, y a la coordinación de la seguridad y persecución a la resistencia, bajo el pretexto de que sin dicha coordinación se instauraría el caos en Cisjordania; esto, además de un claro escape de las obligaciones nacionales utilizando una terminología laxa, somete nuestros derechos a las decisiones de un equipo que domina la organización actual, que no representa un consenso nacional y popular y no fue designado por libre elección popular.

En consecuencia, nuestro pueblo palestino resistente  y con él sus fuerzas patrióticas no pueden avanzar hacia una unidad nacional sólida que haga frente a los grandes desafíos históricos, sin dar la vuelta a las tornas y bloquear la conspiración estadounidense-sionista, y sin adoptar posiciones radicales que confronten la postura reaccionaria árabe oficial y establezcan una nueva etapa de lucha en palabras, hechos y posicionamientos claramente en contra de las políticas de Trump – Netanyahu – Bin Salman, y el eje del campo estadounidense en la región.

Nuestro pueblo palestino, a pesar de todas las grandes dificultades históricas y desafíos que enfrentaba, estuvo en el pasado y seguirá pudiendo reanudar su proyecto de liberación, retorno, restauración de sus bienes y ejercer su derecho natural a la libre determinación en su suelo nacional mediante el establecimiento del Estado de Palestina en todo el territorio nacional palestino y la liberación de su capital eterna y unificada, la Santa Jerusalén. Este es el proyecto de liberación nacional en el que está unido todo nuestro pueblo, y es el proyecto humano revolucionario que, bajo su bandera y por su realización, fueron martirizados cientos de miles de mártires, entre los que se encontraban los que lucharon durante las últimas décadas y enfrentaron el proyecto colonial con armas, piedras, palabras y toda forma de resistencia.

Nosotros, las instituciones, asociaciones y fuerzas palestinas y árabes en la patria y la diáspora, en respuesta a esta reunión, afirmamos que la verdadera salida nacional para la actual crisis palestina y el estado de desintegración y fragmentación es a través de lo siguiente:

Primero: La declaración inmediata y clara del fracaso del plan y la experiencia de Oslo, la retirada del reconocimiento oficial de la entidad de ocupación y el cese de la colaboración con ella, empezando por el cese de la «coordinación de seguridad» y el reconocimiento explícito de la necesidad de abrir un nuevo rumbo de lucha basado en la adhesión a los firmes principios nacionales, un plan de resistencia y liberación, y la construcción de instituciones nacionales que unan a nuestro pueblo.

Segundo: Formular una estrategia nacional unificada, alternativa a los programas de Oslo y a la llamada «solución de dos Estados», destinada a activar todas las formas de resistencia popular y armada, empezando con el fortalecimiento de las capacidades de resistencia armada en la Cisjordania ocupada y el boicot popular e internacional frente a las medidas de ocupación, sus manadas de colonos y los planes de liquidación, saqueo y anexión.

Tercero: Abordar la normalización y las conspiraciones de los reaccionarios árabes requiere, al principio, la disolución del llamado Comité de Comunicación con la Sociedad Israelí de la OLP. Ya no es aceptable enfrentar la normalización mientras continúan las relaciones de la organización con la entidad sionista, y no podemos abordar la normalización árabe oficial con la entidad antes de presentar primero el modelo ideal palestino.

Cuarto: Abordar los desafíos y peligros actuales requiere retirarse de todas las políticas y procedimientos injustos que han agravado las condiciones de nuestro valiente pueblo en la Franja de Gaza, que sufre bajo asedio y agresión, y poner fin a las políticas de abandono y descuido de los derechos de nuestro pueblo en la diáspora, especialmente en los campamentos de refugiados en todas partes; así como considerar el derecho al retorno, los derechos de los refugiados y presos, y el logro de su liberación, como prioridades nacionales que no se pueden postergar.

Quinto: dirigimos esta declaración / mensaje a todas las fuerzas de resistencia palestina y, a través de ellas, a las bases y partidarios del plan de resistencia y liberación en todas partes en aras de la convergencia y la unidad y trabajamos para establecer y elegir un nuevo Consejo Nacional Palestino que restablezca el respeto por la Carta Nacional Palestina y la unidad de nuestro pueblo y sus instituciones nacionales en la patria y la diáspora y los libere del robo y dominio  de la corriente  de Oslo y el alegórico  proyecto de autonomía administrativa.

La responsabilidad es histórica, y el tiempo es de sufrimiento y sangre.

Y la victoria es el aliado de nuestro pueblo palestino que lucha, tarde lo que tarde.

Para firmar la declaración:

correo electrónico shatatstatement@gmail.com

o usa el formulario: http://bit.ly/shatatsignaturees

La declaración se publicará en nombre de todos los firmantes en los próximos días.

Fuerzas, instituciones y asociaciones palestinas en la patria y la diáspora.

4/9/2020

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *