Cargando
Una mujer palestina se enfrenta a un miembro de la banda terrorista sionista en Nazaret, 1948 (Archivo AB)

La memoria de la mujer palestina: transmitir la historia y preservar la identidad

Texto original: Rula Hamed-O’Neill*

La mujer migrante ha perdido su hogar, su entorno social y su situación económica al perder su tierra.

La memoria individual y colectiva es nuestro medio para preservar el lugar, la patria y la identidad colectiva.

Se supone que restablecerá la consideración del papel de la mujer en la batalla por la supervivencia, la permanencia y la resistencia de los palestinos.

En nuestro caso palestino, hay una importancia especial para la memoria individual y colectiva, ya que es nuestro medio político y nacional para documentar nuestra catástrofe y nuestra historia en un momento en que el ocupante se apoderó de nuestros archivos y documentos oficiales, y es un medio para enfrentar, desafiar y permanecer, bajo las leyes terroristas e intimidatorias que buscan silenciar nuestras voces, nuestra historia y nuestra causa, la memoria es nuestro medio para preservar el lugar, patria, causa e identidad.

Nuestro continuo sufrimiento ha sido el elemento principal y central de nuestra memoria desde 1948, y es el acto de evocar y narrar la memoria, ya que los recuerdos individuales forman nuestra memoria colectiva que se transmite de una generación a otra en un momento en que la geografía de la tierra ha cambiado debido a la herejía de «urbanizar y construir» el lugar, y en el que los asentamientos y «kibutz» han invadido los campos y mesetas de donde fueron desplazados sus habitantes, las casas fueron «limpiadas» de sus habitantes, y los cactus fueron reemplazados por pinos para judaizar la mayor cantidad de tierra y lugar posible.

La Nakba y su «trauma» se transmiten de generación en generación – como lo enfatiza Jeffrey Alexander en su libro «Cultural Shock and Group Identity» (2004) – especialmente cuando hay un evento terrible que deja su impacto en la conciencia y la memoria de un grupo en particular, y conduce a un cambio en el presente y futuro de este grupo.

El científico alemán Max Weber enfatizó que la memoria colectiva requiere «un grupo inspirador que explique la importancia y simbolismo de la memoria, y la comunique a toda la comunidad en su sentido más amplio y la convenza de la validez y credibilidad de sus memorias y sus afirmaciones».

En nuestro caso palestino, el “grupo inspirador” es en primer lugar la generación Nakba, la que vivió la catástrofe y los crímenes del ocupante “en su piel”, junto a instituciones, partidos, prensa, escritores, poetas, pintores y otros que trabajaron para difundir la historia, la memoria y la causa de nuestro pueblo, ya que sus publicaciones y sus trabajos impactan en generaciones venideras, y en el público en general, y así se transmiten también a través de naciones y civilizaciones.

La memoria individual es también parte de la memoria de la resistencia y el enfrentamiento a una narrativa e historia escrita por el vencedor, es la traducción de una experiencia llena de tormento, desplazamiento, desarraigo, confrontación y resistencia. A pesar del paso de los años y vivencias y la construcción de una familia, los efectos de la Nakba sobre la situación psicológica y emocional siguen siendo profundos para la generación de la Nakba.

Esto es lo que la doctora Rola Hamed-O’Neill ha documentado a través de su investigación doctoral, recopilando los testimonios de muchas mujeres desplazadas internas que narran el sufrimiento de las mujeres palestinas en la batalla por la salvación, la supervivencia y la resistencia que libra nuestro pueblo desde 1948.

Sobre el tema de su investigación, «Mujeres desplazadas internamente – Mujeres, memoria y la Nakba», versó esta entrevista entre la Diplomada del Centro de Estudios Feministas, Desarrollo y Derechos Humanos de la Universidad de Cork en Irlanda, y la doctora Rula Hamed-O’Neill, publicada en el Diario “Árabes 48”. [ N. del T.: La expresión “Árabes del 48” se refiere a la población originaria palestina que permaneció y continúa viviendo en la Palestina histórica desde que se impuso la ocupación por parte de Israel con el beneplácito de las Naciones Unidas en 1948, tanto a los que consiguieron resistir en sus hogares como a los desplazados internos, los que fueron forzados a desplazarse de una región a otra dentro del territorio que actualmente se considera “Israel”].

Árabes 48: _ Recientemente se ha incrementado la investigación sobre mujeres palestinas en el contexto de la Nakba, después de que han estado ausentes de tales estudios durante mucho tiempo, teniendo en cuenta que son ellas las que más han transmitido la historia de la Nakba a las generaciones posteriores, ya que todos recordamos las historias palestinas antes de dormir empapadas con las lágrimas de madres y abuelas.

Hamed-O’Neill: _ Los desplazados internos en general no recibieron suficiente atención en términos de investigación y estudio, y menos las mujeres en particular. Por eso elegí enfocarme en las mujeres desplazadas dentro de la patria, algunas de las cuales viven a tiro de piedra de sus aldeas originales que fueron destruidas y trasformadas y ocultas por un bosque de pinos para tapar el crimen.

Y sabemos que las madres y abuelas son, de hecho, las que más han transmitido la historia de la Nakba a sus hijos y nietos, en virtud de su cercanía emocional y la reticencia de los hombres de la generación de la Nakba a hablar en general, y de algunos de ellos a hablar de la Nakba en concreto, por las heridas que aún no han cicatrizado.

* Rola es una socióloga, política y feminista que se interesa por la memoria, la etnia, el género, los conflictos y las comunidades de inmigrantes. Ha presentado e impartido varios cursos y conferencias en torno a estos campos, incluidos Oriente Medio, Asia moderna e Islam. Rola se encuentra en su última etapa para terminar su doctorado en el Departamento de Sociología de la UCC en Corck, Irlanda. Su investigación ‘Género, memoria y la Nakba (catástrofe palestina)’ destaca las experiencias personales y diversas de las mujeres palestinas desplazadas internamente en la parte de Palestina histórica actualmente llamada Israel. Rola es coordinadora de programas de Diplomado en Estudios de la Mujer y Diplomado en Estudios de Desarrollo y Derechos Humanos Globales en ACE (Educación Continua para Adultos, UCC).

Para leer el texto original en árabe, pincha aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *